Bookmark and Share

VENEZUELA

Pope Saint John Paul II was a pilgrim to Venezuela in 1985 and 1996.

Here below are responses to Totus2us's podcasts given by Venezuelans
- muchas gracias a todos ustedes  ♥

To download the free mp3 audio recordings individually, right/double click on the play buttons.
Para descargar las grabaciones de audio mp3 gratis de forma individual, a la derecha / doble click en los botones de reproducción.

Oraciones en español en Totus2us

El Santo Rosario      
La Coronilla y Novena a la Divina Misericordia
      
El Vía Crucis
con oraciones del Cardenal Joseph Ratzinger    
Oraciones por los Sacerdotes
       

Betty      

"Mary, she’s my mother. I don’t know if there’s a better way to describe it! If you need help, she helps; if you need someone to say whatever, she's the one to go to. You know we can't hug her but she's there and she makes her presence felt, for me and I guess for everyone else who tries."

Betty gives her something about Maria in English & Spanish.

Daniel      

"It wasn't until about 2 years ago I had a dream with Mother Teresa of Calcutta and she was in this beautiful , sparkling like altar and she was telling me to pray a lot to the Blessed Virgin Mary. I woke up the following day and told my wife "Wow. I had this amazing dream." I never had anything to do with Mother Teresa; how strange I had a dream about her telling me about the Blessed Virgin Mary and to pray a lot to her and to ask her for help ... This is my journey to the love that grew from my heart to Our Blessed Virgin Mary and I want to share it with everybody. It is just amazing, it is so wonderful that since then I have been absolutely crazy and in love for her and for Our Lord Jesus Christ. So I didn't even know how to do the rosary, and she taught me, little by little I started to do the rosary. And the experience was that I was desperate to finish work, to go home to do the rosary, and I couldn't do it in the car because I didn't know it by heart, but I was so eager to learn it."

Daniel gives his Hablemos de María in English & Spanish.

Francesca       

"Mary is like my mother."

La Virgen María es come la mia madre."

Gabriel      

"Venezuela has been blessed by the apparition of Our Lady in Guanare and she has been called Our Lady of Coromoto since then."

Gabriel gives his Hablemos de Maria in English & Spanish.

Larisa      

"Mary for me is an example of life, of patient love, prayer and engagement to God. So she is a person we have to copy to be constant in prayer and to follow God's commandment, like when we pray the Angelus - we leave everything in the hands of God. We have to be brave and supportive and have this huge heart, as she has to believe in God, have faith, and leave all things in His hands."

Larisa gives her Hablemos de María in English & Spanish.

Maria      

"La Virgen Maria para nosotros los Cristianos es la madre de Dios, es la madre de todos los venezolanos, los puertoriquenos, los colombianos, es la madre de todas las personas que creemos en la iglesia catolica, y en especial para los creyentes."

Pedro    

"La Virgen de Coromoto es la madre de nosotros."

John Paul II's Consecration to Our Lady of Coromoto

Oración del Santo Padre Juan Pablo II en el Acto de Ofrecimiento a Nuestra Señora de Coromoto - 1985

Y ahora con gran confianza en su maternal ayuda queremos hacer esta mañana el acto de ofrecimiento de todos los hijos de Venezuela a Nuestra Señora de Coromoto.

A Ti, Madre Santísima, que has sido la protectora de la fe del pueblo venezolano, te confío hoy la fe de este pueblo. Defiéndela contra los peligros del laicismo, de los ataques que la amenazan, del consumismo, de la visión horizontalista de la vida que atenta contra su vigor.

En tus manos, oh María, Madre de Cristo y nuestra, pongo las alegrías y las tristezas, las esperanzas y sufrimientos, los desvelos y necesidades de todas las familias venezolanas. Cuida en ellas la vida, aun la no nacida, protege a sus niños y jóvenes, conforta a sus enfermos y ancianos, aumenta el amor de los esposos, para que caminen siempre en la luz de tu Hijo y busquen la estabilidad de su unión en el sacramento. Asiste asimismo a las familias emigrantes, especialmente a las venidas de Cuba, de la República Dominicana, de Colombia, del Ecuador y de Europa, que son las más numerosas.

Te encomiendo, oh María, Madre de la Iglesia, a los ministros de tu Hijo, a las almas consagradas, a los que sintieron la llamada a su servicio y al de sus hermanos. Alienta sus anhelos apostólicos, afianza su fidelidad, inspírales deseos de santidad, acompaña su generosa entrega eclesial. Te confío también el problema de la escasez de vocaciones.

Inspira a esta Iglesia para que redoble su vitalidad, suscitando en su seno abundantes y selectas vocaciones. Bendice a cuantos con su trabajo honrado procuran el bienestar de los hermanos: al campesino y al obrero, al empresario y al artesano, a los profesionales y a quienes tienen responsabilidades de dirección en la sociedad. Ayúdales a ejercer su misión con gran sentido de honradez, diligencia y moralidad, escuchando el fuerte clamor de justicia que brota de tantos corazones.

Virgen Santa de Coromoto, en unión colegial con mis hermanos obispos de Venezuela, te pido: ilumina los destinos de Venezuela; guía esta noble nación, por los caminos de la paz y del progreso cristiano; ayuda a todos sus hijos, para que de la mano con Cristo, nuestro Señor y Hermano, caminen hacia el Padre común en la unidad del Espíritu Santo. Amén.

Santo Padre Juan Pablo II (en 1996):

A los pies de Nuestra Señora quiero depositar una vez más todas estas súplicas:

Virgen y Madre nuestra de Coromoto,

que siempre has preservado la fe del pueblo venezolano,en tus manos pongo sus alegrías y esperanzas,las tristezas y sufrimientos de todos tus hijos.

Implora sobre los Obispos y presbíteros los dones del Espíritu,
para que, fieles a sus promesas sacerdotales,
sean infatigables mensajeros de la Buena Nueva,
especialmente entre los más pobres y necesitados.

Infunde en los religiosos y religiosas
el ejemplo de tu entrega total a Dios,
para que en el servicio abnegado a los hermanos
los acompañen en sus trabajos y necesidades.

Madre de la Iglesia, alienta a los fieles laicos,
comprometidos en la Nueva Evangelización,
para que, con la promoción humana y
la evangelización de la cultura,
sean auténticos apóstoles en el Tercer Milenio.

Protege a todas las familias venezolanas
para que sean verdaderas iglesias domésticas,
donde se custodie el tesoro de la fe y de la vida,
se enseñe y se practique siempre la caridad fraterna.

Ayuda a los católicos a ser sal y luz para los demás,
como auténticos testigos de Cristo, presencia salvadora del Señor,
fuente de paz, de alegría y de esperanza.

Reina y Madre Santa de Coromoto,
ilumina a quienes rigen los destinos de Venezuela, 
para que trabajen por el progreso de todos,
salvaguardando los valores morales y sociales cristianos.

Ayuda a todos y cada uno de tus hijos e hijas,
para que con Cristo, nuestro Señor y Hermano,
caminen juntos hacia el Padre
en la unidad del Espíritu Santo.

Amén.